Saltar al contenido

La dieta disociada ¿Funciona?

mayo 22, 2014

A lo mejor no os suena el nombre pero muchas personas utilizan esta forma de combinar los alimentos sin saber que, por supuesto, ya tiene nombre. La dieta disociada es un dieta basada en no mezclar en la misma comida hidratos de carbono (arroz, maíz, pasta, patatas, pan…) y proteínas(carne, pescado, huevos, queso, leche, yogur, frutos secos, lentejas, garbanzos o cualquier tipo de legumbre).

Como casi todas las dietas que podemos encontrar por ahí se recomienda realizar cinco comidas al día: desayuno, almuerzo a media mañana, comida, merienda y cena.

 dieta-disociada

La dieta funciona debido a que estos alimentos requieren un ph diferente en el estómago para su digestión, de modo que si se ingieren en el mismo momento el organismo no consigue digerirlos correctamente, y por ello, tampoco asimilar adecuadamente sus nutrientes.

No requiere grandes sacrificios como abstenerse de comer, ya que no se prohíbe ningún alimento, no contar siempre las calorías, a veces viene bien para no obsesionarse.

Además nos enseña a comer sano, saludable y como todas las dietas si las realizamos correctamente vamos a ver resultados.

Problema de esta dieta podemos llegar a ser deficitarios en calorías y en vitaminas sino variamos los alimentos y al final siempre comemos lo mismo.

Algo más sencillo y que también funciona es por ejemplo: no tomar sandwiches o pan tostado por la noche o por lo menos no todas las noches, máximo 2 por semana, aquí también incluimos pizza.

Siempre es lo mismo y no me cansaré de repetirlo, las noches es cierto que son importantes a  la hora de  qué cenamos, pero si cada noche cenamos algo diferente por ejemplo una noche fruta, 2 algo de pan, 4 verduras o ensaladas con algo o no depende lo que tomes de cantidad y de variedad,con algo de proteína, es una forma de mantener que no perder peso.

Para esta dieta, como para el resto de propuestas y en lo cotidiano, es importante realizar algún tipo de deporte, ya sea en el gimnasio o al aire libre, pero algo que nos mueva y no nos deje quietos, aunque hagamos muchos cosas al cabo del día.