Saltar al contenido

Desarrolla la espalda haciendo Jalones con agarre invertido

octubre 30, 2017
Jalones-con-agarre-invertido

CAMBIA LA POSICIÓN DE LAS MANOS PARA CONSEGUIR DENSIDAD EN LA ESPALDA

Las dominadas, los jalones, los remos y el pullover son ejercicios excelentes para los dorsales, ¿pero sigues haciendo los mismos movimientos, semana tras semana? Muchos caemos en una rutina convencional, a veces sin darnos cuenta. Hacemos jalones frontales, seguidos por remos sentado, y luego remo a una mano con mancuerna o remo con barra T. Parece una rutina sólida ¿verdad? sí y no.

Si haces continuamente la misma rutina semana tras semana, acabarás alcanzando un punto de estancamiento donde tus progresos habrán terminado. ¿Qué debemos hacer entonces? Para desarrollar unos dorsales amplios y compactos, debemos trabajarlos a través de una variedad de ángulos. Si hacemos la misma rutina de espalda siempre o hemos alcanzado el temido punto de estancamiento, probaremos a añadir jalones frontales con agarre invertido para volver a continuar progresando.

Añadir un ejercicio diferente resulta un medio efectivo de superar cualquier momento de estancamiento. El jalón frontal invertido es excelente para desarrollar amplitud y densidad dorsal. La posición de las manos coloca a los brazos en una postura anatómicamente más fuerte. Comparado con el jalón tras nuca, cuya seguridad ha sido puesta en entredicho por muchos especialistas en biomecánica, el ejercicio de jalones invertidos resulta una apuesta más segura.

Lo más difícil para muchas personas es sentir el trabajo de los dorsales y cómo se contraen durante un entrenamiento. Si no nos concentramos en el músculo trabajado, podemos acabar sin­ tiendo la congestión en el biceps y en los antebrazos, que no es el objetivo de este ejercicio. Concentraos en la forma, pensad en los brazos y las manos como en ganchos para los dorsales, que deben hacer la mayor parte del trabajo. La posición del torso es también fundamental, por lo que debéis seguir estos seis consejos de abajo para poder hacer el ejercicio correctamente.

1) Agarrad una barra recta utilizando un agarre supino y aproximadamente igual a la anchura de vuestros hombros. (Para trabajar más duro los dorsales y reducir la fatiga de los antebrazos, pensad en utilizar agarraderas)

2) Sentaos y soportad los muslos bajo los apoyos del aparto de jalón dorsal.

3) Elevad el pecho, arquead ligeramente la espalda e inclinaos un poco hacia atrás.

4) Contraed los dorsales y empezad a tirar de la barra hacia la mitad del pecho cuando expulséis el aire. Pensad en las manos como ganchos que impiden que los biceps hagan todo el trabajo. No os ayudéis nunca con la inercia del cuerpo.

5) Cuando la barra se acerque al pecho, tirad de las escápulas para juntarlas, contrayendo aún más los dorsales.

6) Deteneos en la posición baja, manteniendo la tensión sobre los dorsales, y luego dejad que suba lentamente la barra hasta el punto de partida para estirar los dorsales y repetid después las veces necesarias.