Saltar al contenido

¿Que hacer ante una lesión de espalda durante un entrenamiento?

noviembre 3, 2017
lesión de espalda

Algo te ha pasado, puede que haciendo remos o jalones. O tal vez la cosa está en la rodilla: la técnica era mala y te moviste mal en la prensa, probablemente no es nada, se te pasará en unos cuantos minutos.

Pero, si no es así, ¿Qué puedes hacer por tu espalda?

Si sientes dolor en una zona lesionada 72 horas después de haberse producido el fenómeno, es mejor que busques ayuda enseguida, y no esperes más, cosa en que están de acuerdo todos los médicos. Es muy probable que el daño haya llegado a los tejidos, más allá de la propia capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo. Porque si intentas seguir entrenando a través de la lesión, es muy posible que la cosas se compliquen y empeoren.

Sin embargo, dentro de nuestro mundo de salud donde las ofertas de diversos profesionales cada vez son más abundantes, el hecho de encontrar la persona idónea para resolver vuestro problema puede llegar a convertirse en algo tan molesto como la propia lesión. Cuando buscáis tres de las opciones más apropiadas y disponibles para va otros: médicos, osteópatas Y quiroprácticos, hemos hablado con grandes expertos en lesiones deportivas, y también con pacientes, para ayudaros a que hagáis la elección más acertada.

Para lesiones que no sean en la espalda, la elección se hace más complicada, por ejemplo, escogéis un quiropráctico para un problema d rodilla, debéis hacerlo con uno que haya recibido una educación especial en lesiones deportivas.

EDUCACIÓN, ESTUDIOS Y PERSPECTIVAS: LAS DIFERENCIAS ENTRE MÉDICOS, OSTEÓPATAS Y QUIROPRÁCTICOS

También se les conoce MEDICOS doctores alopáticos. La alopatía implica: 1) Combatir las enfermedades mediante el uso de remedios que producen efectos diferentes de los producidos por la enfermedad tratada, y 2) hacer uso de todas las medidas que han demostrado su utilidad en el tratamiento de la enfermedad. Los médicos suelen estudiar de 5 a 8 años (dependiendo de la especialidad por la que opten) y luego trabajan unos años como residentes practicando su especialidad.

OSTEÓPATAS Un osteópata ha seguido la tradición alopática, pero con unas cuantas diferencias vitales. Según la Asociación Osteopática Americana (USA, donde esta profesión se encuentra más desarrollada) estos médicos trabajan para enfatizar los cuidados preventivos e inmediatos de una manera holística. Los médicos osteópatas se concentran por lo general en el sistema músculo esquelético, que creen refleja e influencia la condición del resto de sistemas corporales. Por lo tanto, reciben también estudios adicionales en tratamientos osteopáticos manipulativos para ciertos problemas.

QUIROPRÁCTICOS- También enfatiza los cuidados preventivos y la importancia del sistema músculo esquelético para la salud general, sobre todo para el sistema nervioso. Los métodos de tratamiento quiropráctico incluyen manipulación específica, consejos dietéticos y consejos profesionales. Los quiroprácticos suelen trabajar básicamente para asegurar la biomecánica correcta de las articulaciones espinales. La maniobra más característica de la quiropráctica es la rápida manipulación manual denominada “ajuste”. Los quiroprácticos deben completar un mínimo de dos años de cursos de subgraduados (la mitad en disciplinas relacionadas con la ciencia) antes de poder pasar a un colegio quiropráctico, donde estudiarán cuatro años, que incluyen prácticas en una clínica. Luego se les aconseja que sigan cursos continuos de educación, y no pueden prescribir fármacos o realizar operaciones.

LA ELECCIÓN DEL PROPIO ATLETA

Los pacientes tienen, por supuesto, sus propias Opiniones, de acuerdo con el tipo de especialista que han elegido. Gene Vittorf, de Houston y de 45 años. es un paciente de Cianca. Sufría de tres hernias discales en la espalda, y creía que se las había hecho trabajando en el patio de su casa, agravándose después con la práctica de la sentadilla.

Cianca le dio anti-inflamatorios y un régimen agresivo de ejercicio consistente de prensa para las piernas y movimientos de flexibilidad para la espalda baja. Witto asegura que fue duro pero que después de cuatro Semanas ya podía hacer “cualquier cosa”, algo que en su opinión resultó casi milagroso. Dave Sinnott, de 30 años, un instructor de “fitness” y entrenador personal de diversas celebridades, no cree en tomar fármacos para las lesiones, a menos que Sea estrictamente necesario.

Es paciente habitual del quiropráctico Frank Bredice, de Van Nuys, al que empezó a ver hace unos 15 años después de una poca satisfactoria experiencia con un médico. Connie Rhoads, de 41 años, de South New Jersey, es una antigua paciente de la osteópata Kathryn Lambert directora de medicina deportiva de la University of Medicine and Dentistry of New Jersey School of Osteopathic Medicine.

Después de un accidente de automóvil Casi fatal, Rhoads fue enviada a Lambert porque le dijeron que la única forma de tratar sus lesiones de cuello, brazos, costillas y hombros era esa. Lambert le dio medicamentos ligeros y la prescribió terapias físicas así como ejercicios casos tres veces al día. Dice que estaba casi rehabilitada después de seis semanas y que cuando surge el dolor, hace los ejercicios, que la ayudan a mantenerse durante el día sin medicaciones. Como los niveles de preparación varían mucho de uno a Otro profesional, todos ellos pueden contar historias tanto de éxito como de horror. Por lo tanto, es los miembros de la comunidad que trabaja con los músculos y el esqueleto”, nos dice. “La AAOS ha invertido un millón y medio de dólares con esa intención durante los dos últimos años”.

LA ELECCIÓN ESTA EN TUS MANOS

Hasta cierto punto, la elección de cuidados es un asunto de preferencias personales. Los que quieran Seguir un tratamiento sin fármacos ni cirugía deben escoger primero un quiropráctico, Sobre todo para los problemas de espalda, teniendo en cuenta que, como dice Horwitz, “Un buen quiropráctico puede deciros si tenéis una lesión que os pueda tratar con los conocimientos tradicionalistas puede que deseen escoger al médico convencional: aquellos que buscan a alguien entrenado globalmente que puede prescribir fármacos, hacer operaciones y, en muchos casos, efectuar manipulaciones musculares y articulares, pueden inclinarse hacia el Osteópata.

Es crucial que la persona que te atienda en esos casos sea capaz de escuchar tus peticiones y comprender lo que significa el estilo de vida atlético. Si, por ejemplo, eres culturista, no querrás escuchar a nadie que te diga que no hay que levantar; probablemente ignoramos este Consejo. La Dra. Jill McNitt Gray, profesor asociado del Departamento de Ciencias del Ejercicio de la Universidad del Sur de California, en los Angeles, dice: “La elección debe hacerse no tanto por la profesión sino por la persona. Él nos tiene que saber escuchar y hacer las preguntas Correctas. Sin este intercambio, no puede existir una identificación sobre lo que son los auténticos mecanismos de la lesión.

Dentro de un mundo perfecto, podremos ver mayor cooperación y menos localismo entre las tres disciplinas de la medicina el objetivo último es el bienestar del paciente. No importa la ruta que vayamos a tomar, hay que ser diligente y estar bien informado. Mientras tanto, utilizad el estilo estricto cuando vayáis a entrenar. Porque la prevención sigue siendo el cuidado más correcto para el mantenimiento de la salud.