Saltar al contenido

9 consejos para aumentar tamaño muscular

mayo 7, 2015
Las dietas basadas en alimentos que mantengan la masa muscular en el cuerpo, casi siempre son llevadas acabado por fisicoculturistas o personas que desean moldear su cuerpo de forma considerable. Esto se debe, a que el aumento en las dimensiones de los músculos denota mejor la forma del músculo trabajado. Los alimentos que ayudan al aumento de masa muscular son: La avena. Es un alimento rico en proteínas y minerales, esto sin contar sus altos grados de fibra que mejoran la digestión. Este alimento es considerado como uno de los mejores desayunos. Los huevos. Las claras del huevo con consideradas como una de las mejores fuentes de proteínas para el organismo, por lo que muchos fisicoculturistas las consumen antes o después de su entrenamiento cotidiano. Varios deportistas acostumbran consumir las claras de huevo en la mañana como parte de su dieta. Los frutos secos, principalmente las nueces. Estos son ricos en proteínas y fibras, los cuales permiten la buena circulación de la sangre por las arterias y de ese modo disminuir el llamado colesterol malo. Este alimento es ideal para consumirlo entre comidas, o cuando la persona tenga ansiedad, además de ser una buena forma de cenar antes de ir a la cama. Alcachofas. Es un alimento rico en fibra, que además es conocido por sus efectos antioxidantes en el organismo. Puede ser consumido durante la hora del almuerzo. El pan integral. Este alimento se caracteriza por su alto contenido de proteínas y fibra, que mejoran la digestión y evita el aumento de grasa. El pan integral siempre ha sido un símbolo de las dietas, esto se debe a que es utilizado como suplemento del pan blanco. El pescado. Cuenta con altos niveles de omega 3, los cuales mejoran la circulación de la sangre y evitan de manera considerable el aumento de grasa y colesterol.

1. Come varias veces por día. Sigue una dieta en la cual tengas cinco o seis comidas pequeñas al día cada dos o tres horas, en vez de hacer tres grandes. Cada una debe contener proteínas y carbohidratos en un rango de 40 y 60%/ respectivamente.

2. Incrementa la ingesta de sodio. El sodio es un mineral esencial necesario para tener una mejor absorción de aminoácidos y mejor almacenaje de carbohidratos. El sodio se pierde por aforesis o sudoración en los entrenamientos y además mejora la respuesta del músculo a la insulina, por lo tanto es buena idea incrementar su ingesta, esto se puede hacer consumiendo salsas caseras, catsup, salsa maggi, alimentos en conserva y por supuesto poniendo sal en tus alimentos.

3. Come inmediatamente después de entrenar. Normalmente la digestión de los alimentos se lleva a cabo en 36 horas. Un atleta fisicoconstructor que tiene seis ingestas por día y entrena una o dos veces por día,lleva a cabo la digestión en menos tiempo.

Inmediatamente después de entrenar, tu cuerpo entra en estado de ketosis (en balance de nitrógeno negativo). Después de entrenar has usado tus depósitos de glucógeno como energía provocando que se vacíen, procura ingerir carbohidratos de ambos tipos inmediatamente después de entrenar: carbohidratos simples -jugos, fruta, miel, etcétera- en un 30 por ciento y carbohidratos complejos – papa, arroz, pasta,etcétera- en un 70 por ciento. Una hora después ingiere proteínas, si es posible en forma de suplemento.

4. Come en la madrugada. Para mantener constantes los niveles de glucosa, ingerimos cinco o seis comidas por día, pero por la noche cuando descansamos pasa un lapso de 6 hasta 10 horas sin ingerir alimentos. Una buena idea es ingerir una bebida de proteína a mitad de la noche (2 o 3 a.m.) para incrementar las posibilidades de crecimiento muscular. Recuerda que los músculos se recuperan y Cíecen durante el descanso.

5. Descansa. Cuando estés interesado en ganar masa muscular y peso, es buena idea descansar dos o tres veces por semana intercalando estos días con aquellos en los que entrenas, de esta forma se incrementará el proceso de recuperación de tu cuerpo, se restablecen los depósitos de glucógeno y 105 niveles hormonales de testosterona (anabolismo) y cortisol (catabolismo) retomarán su nivel óptimo para el desarrollo muscular.

6. Suplementa tu dieta con vitamina C y E. Estas vitaminas son altamente conocidas como antioxidantes, es decir, impiden la oxidación o deterioro de las células y combaten a los radicales libres, que se. producen después de un intenso entrenamiento, esto es: favorecen a la recuperación (proceso anabólico) de las células de todo tu cuerpo. No olvides incluirlas en tu repertorio de suplementos. ‘
7. Suplementa tu dieta con glutamina, creatina y aminoácidos en cadena. La glutamina favorece la recuperación después de un intenso entrenamiento, forma parte de los músculos hasta en un 50 por ciento,si existen bajos niveles de ella, se inhibe el desarrollo muscular. La creatina está asociada a la producción de ATP, la fuente química orgánica de energía para el entrenamiento y desarrollo, al suplementar con creatina incrementas la resistencia. Los aminoácidos en cadena incrementan tu balance de nitrógeno y evitarán que entre en un estado catabólico.

8. Disminuye la carga de ejercicio aeróbico. El ejercicio aeróbico interfiere con las ganancias de fuerzas y recuperación. El ejercicio aeróbico vacía los depósitos de glucógeno e incrementa el estrés, por lo tanto tiene un efecto de detrimento en la construcción de volumen muscular. Además utiliza glucógeno y los aminoácidos en cadena como energía en vez de almacenarlos en los músculos.

9. Incrementa el peso. Aumenta el peso que usas en tus ejercicios a uno que te permita hacer de cinco a seis repeticiones con mucho esfuerzo. Incluye ejercicios básicos donde se use peso considerable, tales como las sentadiIlas y el bench press. Incluye métodos de entrenamiento que incrementan la intensidad de éste, tales como superseries, series piramidales, tensión constante, repeticiones parciales, repeticiones negativas, etc.