Saltar al contenido

10 Alimentos para dejar de roncar

abril 27, 2015
Aceite-de-oliva

No dormir boca arriba, no beber alcohol, no fumar, no tomar comidas copiosas antes de irse a dormir, no tomar relajantes y somníferos, evitar la cafeína… Eso y el uso de dispositivos como las pulseras, las tiras nasales, las férulas antironquidos y hasta los anillos de acupresión son algunos de los consejos más recurrentes cuando se trata de probarlo todo para dejar de roncar. La mayoría de estas recomendaciones están encaminadas a eliminar de nuestras vidas malos hábitos que pueden no sólo provocar, sino empeorar considerablemente una roncopatíaw

Pero, ¿y qué pasa con lo que sí hay que hacer? Pues entre las acciones que se pueden llevar a cabo para dejar de roncar está la de consumir regularmente ciertos alimentos que, según dicen los expertos, ayudan a mitigar y disminuir la gravedad de los ronquidos en hombres y mujeres.

Conoce los 10 alimentos para dejar de roncar

  1. Aceite de Oliva

El aceite de oliva, como bien sabemos, tiene numerosas propiedades saludables para la dieta mediterránea. Su bajo contenido en grasas saturadas y sus efecto anti inflamatorios lo convierte en el primero de nuestros alimentos para dejar de roncar.

Su aplicación puede ser tópica o ingerida. Se puede consumir un breve sorbo de aceite de oliva antes de irse a dormir y dejar que su textura proteja y suavice la garganta para evitar las vibraciones nocturnas o bien se puede utilizar como expectorante. Para ello recurriremos a la receta que dicta la tradición y que consiste en dejar macerar durante 15 días 50 gramos de ruda en aceite de oliva. una vez pasado el tiempo de maceración se retira la ruda y se aplica la solución aceitosa por la nariz, nuca y el cuello antes de dormir y se deja actuar toda la noche.

Aceite-de-oliva

Fuente de la imagen

  1. Ajo

A pesar de su mala fama como alimento debido al mal olor que deja, el ajo puede ser de gran ayuda para dejar de roncar gracias a su efecto descongestionante que permite abrir las vías respiratorios de forma natural. Consumir ajo habitualmente, a ser posible crudo o cocido, ayudará enormemente a dejar de roncar.

ajo

Fuente de la imagen

  1. Almendras (y leche de almendras)

De los frutos que se pueden consumir, las almendras son los que mejor considerados están por los enormes beneficios que pueden proporcionar a las personas en más de un aspecto. Energía, hidratación y hasta calcio son algunos de esos beneficios, pero algo que no muchas personas saben es que además son uno de los alimentos para dejar de roncar. El Omega 3 que contienen las almendras fortalece y refuerza los tejidos de la garganta para que se vean menos afectados por las vibraciones al respirar. La leche de almendras es igualmente beneficiosa.

almendras1

Fuente de la imagen

  1. Hierbas medicinales: Ginseng, jengibre y eucalipto

Estas tres hierbas naturales tienen efectos anti constipantes y descongestionantes y son igualmente útiles como alimentos para dejar de roncar que se pueden consumir con regularidad. Tienen otras múltiples propiedades que favorecen a la persona, así como su calidad de sueño y descanso. Ya sea en ungüento, bebido en té o consumido en cápsulas de herboristería, son una verdadera buena opción contra los ronquidos.

eucalipto-glob-juvenile

Eucalipto

  1. Leche de Soja

La leche de soja, entre sus muchos pros, es un excelente sustituto de la leche de vaca que no es del todo beneficiosa para las personas que sufre algún grado de intolerancia porque produce un exceso de mucosidad en la garganta que favorece la aparición de los ronquidos. La leche de soja ayuda con su consumo habitual a regular la mucosidad de la laringe y evitar los ronquidos.

La-leche-soya-y-el-te-verde-un-festin-de-antioxidantes-2

Fuente de la imagen

  1. Miel

Poco se puede añadir nuevo sobre este maravilloso jugo natural. La miel tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias inmediatas para la garganta, de modo que consumir una cucharada antes de dormir puede suponer una gran diferencia para las personas con roncopatías.

miel

Fuente de la imagen

  1. Pescado

De nuevo volvemos al tema del Omega 3 y al consejo de que es preferible disminuir en lo posible el consumo de carnes rojas, sobre todo por la noche. Un buen sustituto de cualquier tipo de carne son los pescados de carne blanca como la sardina, que consumidos al menos tres veces por semana facilitan la digestión mientras se duerme y evitan la inflamación de cualquier órgano, en este caso la garganta.

Fresh salmon with parsley and lemon

Fuente de la imagen

  1. Romero

El romero se convierte en el aderezo perfecto para dejar de roncar gracias también a sus propiedades descongestivas. Al ayudar a limpiar las vías respiratorias éstas no se atoran ni se secan, permitiendo que el aire se respire con fluidez.

romero

Fuente de la imagen

  1. Té de ortiga y menta

La mezcla perfecta de expectorante y relajante. Un té, ya sea de ortiga o de menta o una mezcla de ambas hierbas, antes de irse a dormir ayudará notablemente contra los ronquidos. Además, la ortiga funciona como antiistamínico, lo cual favorece a eliminar los ronquidos ya que en muchas personas pueden presentarse como efecto de una alergia temporal o permanente al polvo, al polen…

Beneficios-para-la-salud-del-te-de-ortiga-3

Fuente de la imagen

  • Tofu

El último de nuestros alimentos para dejar de roncar es el tofu, una especie de queso de origen asiático y que no sólo facilita la digestión gracias a que no es nada pesado para incluirlo en los menús de la cena sino que relaja y distiende los músculos de la garganta y la laringe por su composición a base de leche de soja.

Health-Benefits-of-Tofu

Fuente de la imagen

La combinación de estos alimentos para dejar de roncar supone una ayuda extra para las personas que sufren una roncopatía. Por ejemplo, se recomienda aderezar el pescado con ajo o romero, endulzar la leche de soja o el té con miel, introducir unas ramitas de romero en la miel para que le transmita sus propiedades así como el buen sabor, etc. Siguiendo una dieta con estos alimentos confiamos en que las personas que roncan lo tengan más fácil para conciliar el sueño y recuperar el descanso que los ronquidos dificultan.